Algo viejo

Hoy seguimos contándoos el significado de una de las citas más celebres de los rituales de una boda, y que como os dijimos Y ALGO AZUL en nuestro anterior post, proviene de una antigua tradición victoriana: Algo nuevo, algo viejo, algo prestado Y ALGO AZUL. Ya conocéis nuestro afán que hagáis vuestros todos los pasos que deis en los preparativos de la celebración, para que cada gesto sea único y personal.

Si ya habéis decidido cual va a ser la prenda que estrenaréis, que os traerá suerte y fortuna en vuestro matrimonio, es el momento de pasar a la siguiente fase. Algo Viejo.

Si llevar “Algo Nuevo”, aquello que habéis elegido expresamente para vuestra boda es lo que más ilusión hace, puede que llevar ese “Algo Usado” sea lo más emocionante. Representa los lazos familiares y la continuidad. Es un símbolo de que el vínculo de la novia con sus más allegados, por sangre o por amistad, no se va a romper, sino que únicamente se transformará.

Por eso, ese “Algo Usado” puede ser un recuerdo que pase de madres a hijas, de generación en generación.  Un antiguo pañuelo que puedes colocar en el ramo, un velo o mantilla que perteneciese a tu madre o tu abuela, incluso puede ser el vestido, si te gustan los cortes clásicos, o los vintage, tan de moda. Sin embargo, lo más frecuente es llevar alguna joya. Es la ocasión perfecta para lucir ese broche antiguo  o los pendientes que siempre te gustaron de tu madre y además, dar un toque romántico a tu look. No conviene descuidar el resultado final del conjunto, pero Y ALGO AZUL te recomendamos que aquello que escojas tenga verdadero significado para ti y para la persona que lo ha lucido antes. Sólo así, llevarlo será realmente especial, y el momento en el que te lo coloques o te lo coloquen, justo antes de ir a encontrarte con tu futuro marido será tremendamente solemne. ¿No se os eriza el vello solo de imaginároslo?

Algo viejo


Deja tu comentario